La libertad de expresión y el debate público en Chile

Human Rights Watch

Luego de atravesar una larga dictadura, Chile hoy día goza de una buena reputación en lo que a libertad de expresión se refiere. Tras descender por algunos años en la clasificación de Reporteros Sin Fronteras, ha venido escalando posiciones y ganando una buena reputación para la Freedom House, quienes consideran que el país austral es libre en esta materia.

Desde que el presidente Ricardo Lagos firmó una nueva ley de prensa, los medios de comunicación pueden hacer públicas sus críticas al gobierno y tienen cobertura en los casos de violación de derechos humanos y corrupción. Otro aspecto positivo que podríamos señalar es que la publicidad gubernamental está reglamentada, cosa que llena de regocijo a la Sociedad Interamericana de Prensa.

Según datos del estudio realizado denominado “Barómetro de Acceso a la Información en Chile”, el 42,6% de la muestra indica que el acceso a la información pública ha mejorado.

Un infoHuman Rights Watchrme presentado por la organización Human Rights Watch, denominado “La libertad de expresión y el debate público en Chile”, afirma que Chile es un digno ejemplo a seguir en cuanto a las transiciones políticas y que, desde una perspectiva internacional, este país goza de un régimen democrático sujeto a un estado de derecho, respetando y cumpliendo con los estándares internacionales. Sin embargo, dicho informe aboga por el respeto y promoción de la libertad de expresión que aún consideran en riesgo y por su vínculo con ideas de democracia y de derechos humanos, sin los cuales ningún sistema democrático tendría cabida, consideran el marco de los derechos humanos como el más idóneo para examinar la libertad de expresión en Chile.

En el mismo informe, se define al debate público como “la sumatoria de las informaciones y opiniones disponibles al público”, teniendo un alcance mucho mayor que el de los medios de comunicación, ya que no son editados dependiendo de las preferencias del periodista.