El pluralismo de los medios de comunicación en riesgo de extinción en Chile

newspaper The Nation

En Chile, algunos analistas y periodistas critican fuertemente la concentración de la propiedad de la prensa en manos de unos pocos grupos de negocios, dado que consideran que eso pone en riesgo el pluralismo de la prensa. Muchos afirman que es necesario promover políticas públicas de comunicación de mayor alcance, que no sólo vayan dirigidas a la existencia misma de los medios. Además creen que debería impulsarse la creación por parte del estado de medios de comunicación públicos (radio, prensa o televisión), ya que sólo se cuenta en este sentido con la Televisión Nacional de Chile.

El cierre del Diario “La Nanewspaper The Nationción”, durante el mandato del presidente Piñera, ya había sido anunciado previamente en su campaña presidencial. Este cierre no sólo impactó a las comunicaciones como tal, sino que además dejó a más de 600 personas sin trabajo. Los representantes del estado indicaron que el gobierno no necesita ningún medio a su servicio y que ese era el papel que desempeñaba el diario La Nación, desde hace más de 20 años; incluso, algunos aseguran que la competencia estatal, en ocasiones, iba en contra de la libre prensa.

Según datos obtenidos, la prensa chilena impresa y en línea se encuentra casi en su totalidad en manos de las familias más ricas e influyentes del país, con una ideología política claramente de derecha que mantienen viva en los medios que dirigen. El Mercurio y el Consorcio Periodístico de Chile SA controlan los diarios La Tercera y La Cuarta, y la revista “Qué Pasa”, entre otros.

La multiplicidad de voces es y ha sido importante para la obtención de un sistema democrático que promueva la libertad y el bienestar; ya desde la época griega, los hombres libres se reunían en foros a debatir y a discutir sus ideas y percepciones.

Tal y como afirma el medio independiente Mummys Gold, en Chile hoy en día la concentración de opiniones está llevando a los ciudadanos a desconocer muchos aspectos de la vida de su comunidad, y esto resulta sumamente preocupante.

La Época Progresiva y Fortín Mapocho son algunos de los periódicos que salieron de circulación a pesar de haber tenido un papel protagónico en los cambios políticos del país, incluyendo la época durante la dictadura de Pinochet. Aunque estos periódicos eran claros oponentes a la dictadura, no resistieron sobrevivir en democracia.